Novedades

Reserva Natural en Dapa, caminata ecológica, sendero ecológico, juegos, planes actividades, camping, picnic, pasadías.

Greenpeace en Colombia lanzó una campaña basada en la necesidad de repensar la vida y el impacto ambiental de las ciudades después de la crisis del COVID-19. Cuando retomemos la vida normal, ¿quieres que todo sea igual que antes o quieres una ciudad más sustentable?

Para la organización ambientalista es prioritario hacer más sostenibles y resistentes a los centros urbanos a través de mejoras en la movilidad y los espacios verdes, y la oferta y producción de alimentos más sanos.

“La pandemia expuso que la forma en la que vivimos en las ciudades debe cambiar. La vulnerabilidad de las urbes se ha vuelto evidente. Pero, al mismo tiempo, esta crisis nos está dando la oportunidad de repensar nuestro modo de vida, la calidad de los alimentos que comemos, la forma en la que nos transportamos y la necesidad de más y mejores espacios verdes públicos”, dice Tatiana Céspedes, miembro del equipo de campañas de Greenpeace Colombia.

La campaña apunta a lo siguiente: “Tenemos que reconstruir las ciudades y creemos que la solución para la crisis climática y la económica es la misma: alimentos locales, transporte público, movilidad sostenible, y espacios verdes accesibles”.

Mucho de eso nos vimos obligados a vivirlo por la cuarentena. Varias de las medidas que se tomaron en los diferentes países que tuvieron aislamiento social beneficiaron al medio ambiente y la idea es que pasen de ser iniciativas temporales a permanentes.

“Estos meses en nuestras casas expusieron la importancia de los espacios verdes para nuestro bienestar, el impacto que los alimentos que consumimos tienen en nuestra vida cotidiana, pero también en el clima, y cómo la contaminación del aire disminuyó cuando dejamos de conducir automóviles. Esta podría ser nuestra nueva realidad: ciudades más limpias, con alimentos más saludables, carriles para bicicletas más amplios y ciudadanos movidos por el deseo de consumir mejor y local. Una nueva fase acaba de comenzar. No hay “salud” en un planeta enfermo”, concluyó Céspedes.

Y como parte de su campaña, Greenpeace habilitó un formulario para acumular firmas. Buscan el apoyo de miles de personas para que las ciudades sean más sostenibles, saludables y seguras. ¡Firma acá!