Novedades

Reserva Natural en Dapa, caminata ecológica, sendero ecológico, juegos, planes actividades, camping, picnic, pasadías.

indigena

Hoy día, la sociedad occidental cada vez cambia más y en diferentes aspectos; el desarrollo tecnológico es uno de los factores de mayor influencia y ha permitido muchos avances y formas de progreso. A pesar de ello, dicho cambio ha conllevado a un esquema de vida rutinario, ligado al trabajo en exceso, el estrés, las preocupaciones y demás factores que han hecho que se pierdan las tradiciones y costumbres de antaño, apartando la esencia pura y verdadera de los seres humanos.

Los Indígenas, por su parte, tienen un estilo de vida particular y arraigado a sus tradiciones ancestrales; piensan, viven, sienten y se relacionan de forma muy especial con la Madre Tierra. Estas son algunas de las razones por las que nuestra mente actual podría encontrar en la perspectiva indígena un panorama de vida distinto: 

  1. Principios y Valores: mientras el hombre de la sociedad occidental convive en un entorno donde las personas son egoístas, excluyentes, individualistas y piensan únicamente en su beneficio particular, en las tribus indígenas prevalece la Solidaridad. Tradicionalmente hablando, la ayuda mutua fue el factor que permitió que dichas comunidades pudiesen sobreponerse a las adversidades debido a sus fuertes lazos de reciprocidad.

  2. Relación con la Madre Tierra: para la sociedad occidental, la naturaleza es algo externo y solamente es una fuente de materia prima. Por el contrario, los indígenas le dan un valor especial a la Madre Tierra, que hace parte de ellos haciéndolos naturaleza misma.

  3. Percepción Sensorial: mientras el hombre occidental utiliza únicamente los 5 sentidos, los indígenas puede emplear hasta 22 sentidos o formas de percibir el mundo debido a que tienen una percepción extrasensorial y visualizan varios cuerpos energéticos. En cuanto a la salud, pueden detectar una enfermedad con 3 años de anticipación debido a los cuerpos energéticos, y además consideran que todo es curable.

  4. La Vida: las personas en la sociedad occidental no le dan un papel importante a la vida. Para ellas prima más la apariencia, que en muchas ocasiones esconde un vacío y los impulsa a actuar por convivencia, mientras que en las tribus indígenas la vida es sagrada; una celebración hasta en los más pequeños detalles, como la respiración, una alimentación adecuada, la comunicación verbal, el hacer, el pensar e incluso la forma de ver el entorno en el que habitan desde la mejor de las perspectivas.

  5. La Percepción del Tiempo: el hombre de la sociedad lineal considera el tiempo como algo mecánico y lineal, mientras que las tribus indígenas lo consideran como cíclico y en espiral que se mide en torno al Sol (Solsticio) o a la Luna (Equinoccio), y en general, en función de los ritmos de la naturaleza.

  6. Diversidad: los hombres del occidente le dan más importancia al cemento, a los monocultivos, lo intensivo y lo que simplifique labores, mientras que los indígenas la diversidad es totalmente necesaria; tener árboles o plantas de una sola especie es algo que consideran desértico, mientras la selva, la vegetación en variadas especies, es una coexistencia armónica.

  7. Tener versus Ser: es uno de los mayores factores diferenciales puesto que, mientras el hombre de la sociedad occidental tiene un particular esmero por tener y acumular sin necesitarlo, mientras que los indígenas el tener es un factor secundario; lo que realmente vale es el sentido de la vida, ser felices, libres y con la capacidad de amar.